Mamás blogueras, comunidades de madres y emprendedoras caseras… ¿te unes?

| 29/01/2013 | 0 Comments

El desarrollo de las Nuevas Tecnologías y la difícil situación económica que atravesamos está agudizando el ingenio de las mujeres, pilares infalibles de toda sociedad y más en tiempos de crisis.

Las cifras del paro no mienten: a punto de alcanzar los 6 millones de desempleados en España según la última Encuesta de Población Activa  y con un paro femenino del 50,2 % en mujeres jóvenes y del 25,2 % en mujeres entre 25 y 54 ños, según datosmacro.com, los números esconden historias personales de todo tipo.

Por si eso fuera poco, datos de la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios  (CEACCU) cifraban en 10 millones el número de mujeres que se dedicaban íntegramente a las tareas del hogar en 2011. Y las cosas eran ya alarmantes en 2007, cuando aún antes de entrar la crisis económica en juego, se calculaba que unas 90.000 mujeres dejaban cada año sus puestos de trabajo para dedicarse a la atención al hogar y la familia.

Entre otras posibles circunstancias, las dificultades para conciliar la vida laboral y personal eran entonces un motivo principal y el caballo de batalla de universitarias y profesionales que se “rendían” ante la evidencia de que las cosas se les ponían demasiado difíciles -imposibles- y que debían elegir.

Nadie parecía llevarse las manos a la cabeza entonces, pese a la pérdida de talento que esta situación suponía y la injusticia se aceptaba como dentro de lo previsible, en tanto se luchaba  tibiamente  por mejorar las cosas y promover una igualdad que  no terminaba de llegar.

En el contexto actual, cuando está quedando claro que no hay trabajo para todos y la destrucción de empleo y de empresas hacen temer que nunca más lo haya, las mujeres se ven abocadas  sin remedio a ejercer de amas de casa (eso sísin remuneración económica ni derechos sociales, trabajando mucho más que 8 horas al día, sin fines de semana, ni vacaciones, ni sueldo, ni paro, ni pensión…) Y las cifras pueden llegar a récords históricos en la Historia de la España Moderna y democrática, lo que representa una pérdida de personas formadas excepcionalmente, que se quedarán en casa haciendo “sus labores” y ocupándose de hijos y allegados pero sin generar ingresos a la unidad familiar.

Con el tirón de su popularidad, mamás famosas como Vicky Martín Berrocal, hace tiempo que se apuntaron al emprendimiento apoyado en las nuevas tecnologías con blogs personales y webs.

¿Qué hacer? Con trabajo o sin él, son muchas las mujeres que están emprendiendo desde sus casas, con apenas un ordenador, escaso tiempo disponible -entre limpieza, comidas, cenas, colegios, baños…- muchas ideas, mucho trabajo y aún más ingenio. 

Una red de mamás de mellizos, gemelos, trillizos o más (multimamás) que, via foros y redes sociales se ayudan y se resuelven dudas unas a otras, es el  asunto que ocupa a Adriana en Somos Multiplespor ejemplo; el coaching de amas de casa para formarlas en la gestión del tiempo  e impulsar el emprendimiento es lo que se trae entre manos Azucena Caballero, una experta en la materia y en homeschooling (escolarización en casa), que encabeza Educarpetas una plataforma de intercambio de material y ropa escolar, genial idea para tiempos de crisis de Nuria González, ha dado lugar a Truequebook,  y Nace una mamá, el blog de la venezolana afincada en España Vivian Watson para entender y vivir positivamente la maternidad, es  un ejemplo de innovación que las nuevas mamás blogueras no pierden de vista. Estas son apenas algunas muestras de ideas que cobran forma de blogs o de webs y que en algunos casos se llegan a rentabilizar.

Vivian Watson empezó con un blog personal sobre su experiencia como madre y ha llegado a publicar un libro y a dar cursos sobre mamás blogueras

Dejamos aparte la cantidad ingente de blogs personales y especializados en Moda y Belleza, dos sectores típicamente femeninos, que abundan en la Red, entre los cuales encontramos los exitosos blogs de quienes se han convertido en auténticas it girls y trendsetters, imprescindibles para marcas emblemáticas y bien remuneradas por sus desvelos via colaboraciones con firmas, asistencia a eventos o uso de su imagen.

Gala González (Amlul.com) , Alexandra Pereira (Lovelypepa.com) o Silvia García (Bartabac) son algunas de las más internacionales. Pero hay otras que intentan conseguirlo como Silvia Navarro (1sillaparamibolsoblog.com/), Sara Escudero (collagevintage.com), o que apenas empiezan como  Rut Ferreiro (mespetitesideesfashion.blogspot.com.es),  Kelly B. (estarguapaesunbuenplan.blogspot.com.es/), Virginia Guis (www.elblogdevirginiaguis.wordpress.com) o Yanira (http://elvestidordeyanira.blogspot.com.es)…

Virginia Guis es una experta en belleza y fitness, especialista en Marketing, que acaba de abrir un blog sobre Belleza, vida sana y estilo

Y, alrededor de toda esta creatividad e ilusión, la necesidad de monetizar el esfuerzo, los recursos y el tiempo dedicados, puede palparse en otros negocios que dan apoyo a estas mujeres: cursos de emprendimiento, publicación de libros, ideas para generar ingresos,  programas de afiliación… y webs como mamatrabajaencasa.com,  mamatieneunblog.com, o el elclubdelasmadresfelices.com, este último iniciativa de Suavinex, que no es la única marca que ha reparado en el filón de las mamás blogueras, serias, trabajadoras, inteligentes, preparadas, responsables, en paro,  en muchos casos de la estabilidad familiar y, como no… multitarea… que nos lo digan a nosotras.

¿Quieres saber más? En blogadictas.com, la parte blogger de mujerespacio.com, hablamos cada día de proyectos hechos por mujeres y recomendados por mujeres.

Infórmate o comparte tu iniciativa en www.blogadictas.com

 

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Emprendedoras

Y SI QUIERES ALGO MAS SOBRE ESTE U OTROS TEMAS...ESCRIBELO AQUI DEBAJO Y TE LO BUSCAMOS

Haz tu comentario

Este es un espacio reservado para que te expreses. Mujerespacio no se responsabiliza de las opiniones personales que aqui se reflejen y que corresponden a cada usuario/a. Nuestra unica regla es el respeto. Gracias