De verdad, créetelo; tú puedes acabar con el SIDA en bebés: hazte amig@ de Malik a través de Medicos Sin Fronteras

| 22/11/2012 | 0 Comments

© MSF

Según ONUSIDA*, en 2011, 330.000 niños contrajeron el VIH porque sus madres eran seropositivas y se infectaron durante el embarazo, el parto o la lactancia. Ese mismo año, el sida mató a cerca de 230.000 menores de 15 años.

A las seis semanas de nacer, los niños del programa de prevención de MSF pasan el primer control de VIH en el hospital del distrito de Tsholotsho, Zimbabue (© Susana Oñoro, octubre de 2012).

Os hablamos de infecciones y muertes evitables, ya que existe un tratamiento eficaz y sencillo que puede prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo.

El tratamiento de Prevención de la transmisión del VIH de Madre a Hijo (PTMH), evita el 95% de las infecciones durante el embarazo, el parto o la lactancia. En los países ricos, estas
terapias han reducido casi a cero el número de bebés nacidos con VIH. Sin embargo, en los países pobres, cerca de la mitad de las mujeres embarazadas VIH-positivas no tienen acceso al mismo, con consecuencias devastadoras para ellas mismas y sus hijos.

Sin tratamiento, hasta un 40% de los bebés de madres VIH-positivas nacerán con el virus, y casi la mitad de ellos morirán antes de cumplir los 2 años de edad.

*Fuentes: Programa de Naciones Unidas contra el Sida, ONUSIDA (Informe “Juntos acabaremos con el sida”, de julio de 2012, y Plan Mundial para eliminar las nuevas infecciones por VIH en niños para el 2015 y para mantener con vida a sus madres, de 2011) y Organización Mundial de la Salud (OMS).

ME LLAMO MALIK SEKURU

Mujer llevando a su bebé de la forma tradicional en Zimbabue (© Pedro Ballesteros, octubre de 2012).

Malik Sekuru nacerá en febrero en Zimbabue. Su madre es seropositiva, pero él nacerá sano porque ambos se
habrán beneficiado de un tratamiento de Prevención de Transmisión del VIH de Madre a Hijo (PTMH). En realidad, Malik es un símbolo: representa a decenas de miles de niños reales nacidos sanos porque sus madres VIH-positivas recibieron tratamiento. Malik es el símbolo de que la lucha contra el sida puede triunfar.

Mi nombre es Malik Sekuru y naceré en Zimbabue en febrero”. Así se presenta el protagonista de la campaña
Amigos de Malik, con la que Médicos Sin Fronteras (MSF) pretende dar a conocer la historia de un futuro bebé que nacerá en el distrito zimbabuense de Tsholotsho, cuya madre, al igual que muchas mujeres embarazadas del país, tiene el virus del sida.

Pero Malik es afortunado: su madre sigue el programa de tratamiento de PTMH de MSF. La PTMH reduce a menos del 5% la probabilidad de que el bebé contraiga el VIH durante el embarazo, el parto o la lactancia. Es una buena noticia que merece ser contada y difundida. Por eso, MSF invita a seguir las últimas 16 semanas de embarazo antes del nacimiento de Malik, a conocer a su madre y a otras mujeres valientes que, como ella, viven su vida en positivo, a su comadrona, a su médico y a otras personas cercanas a ella. En definitiva, la campaña invita a conocer la historia y el entorno más cercano de Malik desde su día a día, su cotidianidad, para vivir con él y su madre la oportunidad de nacer libre de VIH.

Pero además, Médicos Sin Fronteras quiere conseguir que Malik haga amigos que le ayuden a él y a otros niños y a sus madres a esquivar la condena del VIH, mediante el envío de un sms con la palabra AMIGO al 28033. Con este sencillo gesto, todas aquellas personas que se unan a la campaña estarán donando a MSF el importe íntegro del coste del mensaje (1,20 €).

Los fondos se destinarán a los proyectos de VIH/sida de Médicos Sin Fronteras en Zimbabue y, por tanto, harán posible que muchas más mujeres embarazadas con VIH reciban el tratamiento necesario para que sus hijos nazcan sin el virus.

Esta campaña aspira a conseguir un millón de amigos para Malik: dado que el régimen de antirretrovirales de
primera línea más barato cuesta unos 100 dólares por paciente al año, los fondos conseguidos gracias a la
colaboración de un millón de amigos permitirían proporcionar tratamiento a cerca de 10.000 personas: por ejemplo, tratamiento PTMH para 10.000 mujeres VIH-positivas embarazadas, que darían a luz a 10.000 niños sanos.

UNA WEB PARA SEGUIR A MALIK…

Web www.amigosdemalik.org (© MSF)

El sencillo gesto del sms será también la llave de acceso a la web www.amigosdemalik.org, en la que los amigos de Malik podrán saber más de su vida: él mismo contará en primera persona, a través de posts, fotos y vídeos, cómo se desarrollan las 16 últimas semanas de embarazo de su madre y el parto, quién es el médico que le atendió, cómo es su pueblo, y en general cómo es la lucha contra el sida en Zimbabue.

Asimismo, la web dará a conocer historias reales de mujeres embarazadas VIH-positivas, historias de niños nacidos sanos porque sus madres recibieron PTMH, y otras historias de niños cuyas madres no lo recibieron y viven con el virus y en tratamiento ellos mismos con antirretrovirales. Será también Malik quien, en febrero, comunique los resultados de su prueba de VIH.

Además, quienes accedan a la web podrán encontrar otras formas de involucrarse en la campaña de MSF, como compartir su contenido (vídeos y fotos) en las redes sociales, descargar banners o pósters para colaborar en su difusión, o invitar a que nuevos amigos también se unan a la lucha contra el sida.

Esta es la primera vez que MSF lanza una campaña basada en microdonaciones, que busca implicar al máximo número de personas de una forma ágil y permite aunar apoyos de muchas familias que desean
colaborar con MSF en la lucha contra el sida mediante una pequeña contribución.

…Y CUATRO HISTORIAS DE ÉXITO EN ZIMBAUE

© Pedro Ballesteros

Sithandazile con su hija Casandra de 8 meses.
“Es muy importante contar nuestra historia. Para nosotros fue todo un reto que nuestra hija naciera libre del VIH. Nació sin el virus y ahora es libre. Cuando sea mayor, tomará sus propias decisiones, pero nosotros le contaremos nuestra historia”.

© Susana Oñoro

Precious con sus hijos nacidos sin el VIH gracias a los programas de prevención.
“Caminaba dos horas para llegar al centro de salud y recoger los medicamentos. Cuando sabes que algo es bueno para ti y para tu familia, haces todo lo que está en tus manos para conseguirlo.”

© Susana Oñoro

Samkelem supo que era seropositiva muy joven.
Me enfadé mucho porque ni siquiera tenía novio. Supe entonces que mis padres eran portadores del virus”. Hoy, gracias a los programas de prevención, ha tenido a su primer hijo, Proud, libre de VIH”.

© Pedro Ballesteros

Sikhethekile con su hija Surprise de 11 meses.
“Gracias a los programas de prevención conseguí que mi hija naciera libre del virus del VIH. Estaba tan sorprendida que la llamé Surprise. Pronto cumplirá un año y ya ha comenzado a dar sus primeros pasos”.


Pero ¿qué es MSF y cómo lucha contra el SIDA?
Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su ayuda a
poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin discriminación por raza, religión o ideología política.

Los programas integrales de VIH/sida de MSF incluyen actividades educativas y de sensibilización para prevenir la propagación del virus, distribución de condones, pruebas del VIH con asesoramiento antes y después de las mismas,
tratamiento y prevención de infecciones oportunistas, prevención de la transmisión del virus de madres a hijos, apoyo
psicosocial y provisión de antirretrovirales a pacientes en estadios clínicos avanzados de la enfermedad.

En 2011, MSF atendió a 228.700 personas con VIH/sida y administró tratamiento antirretroviral a 205.000 personas en 23 países.

+ info:

www.amigosdemalik.org
www.msf.es

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Sociedad

Y SI QUIERES ALGO MAS SOBRE ESTE U OTROS TEMAS...ESCRIBELO AQUI DEBAJO Y TE LO BUSCAMOS

Haz tu comentario

Este es un espacio reservado para que te expreses. Mujerespacio no se responsabiliza de las opiniones personales que aqui se reflejen y que corresponden a cada usuario/a. Nuestra unica regla es el respeto. Gracias