No sin mi móvil: el primer control de movilemia de España revela una dependencia creciente de los españoles hacia sus terminales

| 24/05/2012 | 2 Comments

Un tercio de los españoles nos llevamos el móvil al baño; la mitad comemos con él al lado; en el cine, más del 40% lo deja encendido y lo mira si vibra; en el coche, los hay que van chateando y un 5% ha llegado a despertarse a media noche para usarlo.  Estos son algunos de los datos que se desprenden del estudio que CPP, especializada en seguros y servicios de protección y asistencia, ha realizado sobre la dependencia que tenemos del teléfono móvil y que con humor han llamado “El primer control de movilemia de España“.

Para apoyar este Control de Movilemia,  se ha llevado a cabo una encuesta entre más de 1.500 españoles sobre hábitos que pueden indicar un uso irresponsable o excesivo del teléfono móvil. Según esta encuesta, el móvil es un ordenador portátil para más de la mitad de los españoles, más para los hombres que para las mujeres, y se observan grandes diferencias entre los diversos grupos de edad.

Son los jóvenes de entre 18 y 24 años los que más lo utilizan como si fuera un PC, sobre todo los chicos (68% vs 58%) mientras que sólo el 15% de los encuestados entre 55 y 64 años hace este tipo de uso. Además, mientras que sólo el 2% de los más jóvenes lo usan únicamente para llamar, el 20% de los más mayores asegura usarlo sólo como teléfono.

Por regiones, en Madrid y Cataluña se utiliza más como un ordenador y en Andalucía y País Vasco menos“. Para Eduardo Gil, de CPP, “los avances tecnológicos suponen siempre nuevos riesgos, debemos ser conscientes de que el móvil es tan potente como un ordenador pero tan fácil de usar como una calculadora, lo cual provoca que lo usemos sin las medidas de seguridad y control adecuadas.”

Según los resultados del estudio, la mayoría de nosotros tememos la pérdida económica que supone perder nuestro terminal, que se averíe o que nos lo roben, y curiosamente, olvidamos el estrés, la ansiedad o la pérdida de datos personales que supone un siniestro de este tipo.

Para pasar el Control de Movilemia, los voluntarios han tenido que pasar un test que analiza el tipo de uso que hacen del terminal y los hábitos que pueden evitar el robo, la pérdida o la avería del dispositivo. A continuación, el psicólogo experto en adicciones, Jose Antonio Molina del Peral, ha estudiado, caso por caso, aspectos como el grado de tolerancia, la pérdida de control o la interferencia en otras áreas de la vida para determinar el nivel de adición o dependencia al móvil.

En palabras del psicólogo, “hemos tenido en cuenta variables típicas que se usan para medir cualquier tipo de adicciones”. Molina del Peral asegura que a medida que nos hacemos más dependientes de estas herramientas, más riesgo tenemos a sufrir un síndrome de abstinencia si perdemos, nos roban o se nos estropea el teléfono.

Por su parte, Eduardo Gil, portavoz de CPP, explica que desde que lanzaron el seguro para móviles la evolución de este servicio ha tenido un punto de inflexión con la aparición de los smartphones o teléfonos inteligentes: “Antes la gente no nos pedía la reposición de su móvil con tanta rapidez pero ahora, cuando nos llaman porque han sufrido un robo o una avería, exigen recuperar su móvil con la mayor rapidez posible. Además, no sólo se muestran irritados y molestos por la pérdida económica, que cada día es mayor porque cada vez son más caros, sino por el hecho de no poder comunicarse y tener que desconectar obligatoriamente de su vida online”.

Para Jose Antonio Molina, las reacciones de las personas que, por un robo, una pérdida o una avería, se vean obligadas a prescindir de su móvil, varían mucho según el uso que hagamos de estos dispositivos pero todos dependemos, en mayor o menor medida, de esta herramienta hoy día: “No es lo mismo ser adicto a algo que depender de ello. Los seres humanos dependemos del agua pero no somos adictos a ella y algo similar sucede con las herramientas que nos ayudan a comunicarnos, como es el caso del teléfono móvil. Como seres humanos, necesitamos comunicarnos y el móvil es una herramienta más para hacerlo.”

Dicho esto, del Moral advierte: “Ya que el móvil está presente en tantos momentos de nuestro día a día, debemos aprender a hacer un uso responsable de él. Podemos asumir que sea algo imprescindible pero también podemos evitar convertirnos en esclavos de él.”

+info:
-Ver los resultados del estudio sobre adicción al móvil: Los madrileños, los más enganchados al móvil; los gallegos y los vascos, los que menos, y las mujeres, más responsables que los hombres

No seas egoísta...¡compártenos!

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Sociedad

Y SI QUIERES ALGO MAS SOBRE ESTE U OTROS TEMAS...ESCRIBELO AQUI DEBAJO Y TE LO BUSCAMOS

Comentarios (2)

Trackback URL | RSS de comentarios para este articulo

  1. Vicente Hernández dice:

    Por lo visto hay una aplicación para controlar la adicción:
    https://play.google.com/store/apps/details?id=rag.android.avisador

  2. shaday s. palestino esparza dice:

    Hola
    La pregunta va dirigida al Psicólogo experto en adicciones, Jose Antonio Molina del Peral,respecto a la prueba realizada referente a la adicción que se presenta hoy en nuestros días al celular, realizo una tesis sobre ese tema pues también soy psicóloga y me gustaría conocer mas en cuanto a los resultados arrojados del test aplicado así como la información que pudiesen enviarme a mi correo.

    Por su atención muchas gracias y quedo en espera de su amable colaboración

Haz tu comentario

Este es un espacio reservado para que te expreses. Mujerespacio no se responsabiliza de las opiniones personales que aqui se reflejen y que corresponden a cada usuario/a. Nuestra unica regla es el respeto. Gracias