Johanna Quaas o la prueba viva de que nunca es tarde

| 11/06/2012 | 0 Comments

Sucedió en marzo, en Alemania, durante el “Turnier Der Meister Cottbus 2012. Johanna Quaas, una gimnasta de la especialidad de Gimnasia Artística (conocida como Gimnasia Deportiva) salía al tapiz para realizar su ejercicio con un bonito maillot verde botella y muchas ganas. Hasta aquí todo normal, salvo porque la deportista tiene 86 años. Y qué 86 años.

Los videos de esta gimnasta que empezó tarde en la disciplina, con ya 20 años, que es una edad a la que muchas gimnastas de élite no llegan, ya que se retiran antes, recorrieron el mundo via youtube y muchas otras publicaciones que se hicieron eco de las increíbles evoluciones de Johanna sobre el practicable.

Impresionante. Juzga por tí misma.

Pero si esto te ha parecido casi un montaje (no lo es), espera a ver su ejercicio de paralelas, una especialidad que en general se reserva a los gimnastas masculinos ( las damas compiten en paralelas asimétricas), y en la que la veterana Quaas no tiene el menor problema:

Johanna es una deportista impenitente que lleva 66 años entrenando gimnasia deportiva. No es casualidad que siga haciendo deporte en tan avanzada etapa de su vida , ya que fue miembro del equipo nacional de balonmano de la por entonces Alemania del Este, estuvo casada con el entrenador de gimnasia Gerhard Quass, explican los medios que se hicieron eco de la noticia,  y es asidua de muchas otras disciplinas relacionadas con la gimnasia y el baile.

Su sorprendente vitalidad, fuerza, flexibilidad y agilidad nos traen a a mente a otros deportistas que han prolongado sus carreras mas allá del limite que normalmente imponen sus especialidades (aunque nunca hasta el extremo de Johanna). En España, Almudena Cid, al más alto nivel de competición de la Gimnasia Rítmica a unos inusuales 25 años, Oksana Chusovitina, una uzbeka de 35 años que por razones personales dramáticas (a su hijo Alisher le detectaron una leucemia con tres años y para pagar el tratamiento y agradecer a Alemania que finalmente lo curase siguio compitiendo bajo la bandera germana) ha seguido hasta este año en la élite de la gimnasia deportiva y acumulando honores pese a tener una edad imposible en su deporte; el mítico portero de fútbol José Angel Iribar, retirado con 37 años, la ciclista Jeannie Longo, en activo en los Juegos de Pekín con 49 años junto con el remero James Tomkins, de 43 años o la nadadora Dara Torres, de 41…ellos son solo algunos ejemplos de longevidad deportiva.

Estos atletas siguieron en activo y en lo mas alto de sus disciplinas con edades avanzadas. Ya retirados pero dando guerra en competiciones seniors, también encontramos casos como el de Juan Colmenarejo, un madrileño que en 2011, con 65 años, barría en los 100, 200 y 400 metros lisos del Campeonato de España para veteranos.

Y todo ello, inspiradas por el ejemplo de Johanna Quaas, nos recuerda que, lo primero, la edad no es excusa para no hacer deporte, ni siquiera para no atreverse a empezar uno y cuidar así nuestra salud y forma física, y tampoco para no aspirar a conseguir récords, medallas y honores de toda clase.

Lo segundo; hay quien se plantea la belleza de una disciplina  fundamentalmente estética (en este caso la gimnasia) a manos de una mujer tan mayor como Johanna, por bien que lo haga. Ciertamente, parte de la gracia de la gimnasia está en ver las evoluciones de intérpretes que son como muñequitas imposibles, frágiles, monísimas, delicadas, etéreas: jóvenes.

Pero en mujerespacio creemos que ese es un problema de la sociedad, como lo son las imposiciones de medidas y tallas. ¿Quién dice que una talla 46 no es bella, quién, que el deporte en versión madura no es bello? Todo depende de con qué ojos se mire.

Y por último, los videos de las actuaciones de Johanna nos recuerdan también lo importante que es la organización de competiciones para veteranos. Aunque a determinadas edades no se pueda estar en las mismas condiciones que en la flor de la juventud, aunque el nivel de competición parta de una linea menos ambiciosa, pese a las limitaciones que nuestro propio cuerpo nos impone, hay disciplinas que una vez dejas la competición oficial no tienen salida. Deportistas extraordinarios se retiran para nunca más volver. Quizás sería penoso ver a una ex gimnasta de élite de casi 50 años sobre el tapiz, más gorda, más vieja, más torpe,ni sombra de lo que era, pero las competiciones de categorías senior animan y motivan a seguir practicando y entrenando e incluso a ganar adeptos a determinadas especialidades entre personas que de jovenes no quisieron o no pudieron dedicarse a ello y que hoy lo harían con gusto, para beneficio de ellos mismos y de todos.

El deporte debe estar disponible para todas las edades, sin verguenza, sin límites y con las compensaciones y satisfacciones que da el subir a un podio, tengas la edad que tengas.

+info:
-¿Es posible conseguir las piernas perfectas?

No seas egoísta...¡compártenos!

Tags: , , , , , , , , , , ,

Category: Deporte mujer

Y SI QUIERES ALGO MAS SOBRE ESTE U OTROS TEMAS...ESCRIBELO AQUI DEBAJO Y TE LO BUSCAMOS

Haz tu comentario

Este es un espacio reservado para que te expreses. Mujerespacio no se responsabiliza de las opiniones personales que aqui se reflejen y que corresponden a cada usuario/a. Nuestra unica regla es el respeto. Gracias