Mathieu Ricard, el hombre más feliz del planeta: “Estamos al 10 % de nuestra capacidad de ser felices”

| 10/04/2012 | 2 Comments

En la última jornada del II Congreso Internacional de la Felicidad, organizado por el Instituto Coca-Cola de la Felicidad, el monje budista y asesor del Dalai Lama, Matthieu Ricard, ha afirmado que “ampliar el amor altruista es el camino de la felicidad. Ambos conceptos están profundamente enlazados y es el reto de nuestro tiempo” y explicó que el altruismo para él es “tener más consideración por los otros”. Ricard que, según un estudio de su cerebro realizado por la Universidad de Wisconsin es “el hombre más feliz del planeta”, señaló que “no podemos ocuparnos sólo de nuestra felicidad, la búsqueda de la felicidad no funciona sin la de los demás”.

Añadió además que “quizás ahora estamos al  diez por ciento en cuanto al altruismo, en relación a alcanzar la felicidad”. Ricard definió la felicidad también como una capacidad que tenemos que ejercitar a través de la meditación y el altruismo y que depende en gran medida de nosotros.

Hay mucho que depende de nuestro estado mental interno. Cuando vemos a gente que tiene todo para ser feliz y luego entran en una depresión, es  porque su estado mental interno puede eclipsar las condiciones externas, podemos estar en un paraíso y sentirnos desgraciados”.

Por su parte Sor Lucía Caram, monja Contemplativa del Convento Santa Clara de Manresa ha explicado que según su experiencia personal “el secreto de la felicidad está en dar más que recibir, está en amar la vida y en compartirla cada día, en celebrarla y en vivir sin retener.” Y confesó que “quiero lo que hago cada día, mi felicidad radica no en hacer lo que quisiera sino lo que demandan las obligaciones que he adquirido”. Añadió que “mi libertad es vivir para los otros, mi felicidad es estar expropiada para la vida pública”.

II Congreso de la Felicidad

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Mathieu Ricard, Sor Lucia Caram, Rafael Matesanz y Jaume SanLlorente

 

Otro de los ponentes, Rafael Matesanz, fundador de la Organización Nacional de Transplantes, explicó desde su conocimiento en el campo de los trasplantes que “cuando uno es feliz trasmite esa felicidad a los demás y la inversa también ocurre lo mismo”. Explicó cuál es la importancia de ser donanteTodos debemos ser donantes, porque todos podemos necesitar de esa solidaridad”.  Apuntó también algunas de las cifras que ponen a España a la cabeza de los trasplantes a nivel mundial, dijo que “de cada 100 familias a las que se les piden que donen los órganos de sus familiares, sólo 15 dicen que no. “Es un valor colectivo muy importante. Los inmigrantes están donando al mismo nivel que los españoles y es un ejemplo de integración”.

El fundador de la ONG “Sonrisas de Bombay”, Jaume Sanllorente, nos habló de su experiencia en la India y explicó porqué decidió dejar su vida en Barcelona para dedicarse a los demás. “En ningún momento pensé en mí, porque muchas veces nos aprisionamos en nosotros mismos, un tanto por ciento de nuestras angustias son cárceles que nosotros hemos construido a nuestro alrededor, somos nosotros mimos los que podemos encontrar el cerrojo y salir y darnos a los demás”. Finalizó su ponencia con su propia  definición de felicidadVivimos en un jardín. La felicidad es belleza si queremos vivir en ese jardín, somos nosotros los que tenemos que plantar las flores”.

En este sentido Eduardo Punset , otro de los invitados y conferenciantes de este Congreso, dijo que “la felicidad es una historia donde son cosas muy sencillas las que dan acceso a la felicidad”. 

+ info:
http://www.institutodelafelicidad.com/

http://www.facebook.com/InstitutoDeLaFelicidad

 

 

 

No seas egoísta...¡compártenos!

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Psicología

Y SI QUIERES ALGO MAS SOBRE ESTE U OTROS TEMAS...ESCRIBELO AQUI DEBAJO Y TE LO BUSCAMOS

Haz tu comentario

Este es un espacio reservado para que te expreses. Mujerespacio no se responsabiliza de las opiniones personales que aqui se reflejen y que corresponden a cada usuario/a. Nuestra unica regla es el respeto. Gracias