“De chinos” por Internet…

| 20/11/2014 | 0 Comments
gorro-zorro

Gorro de piel de zorro natural y teñido en distintos colores. Entre 47 y 50,24 euros con envio gratis en Aliexpress, tienda on line de Alibaba Group. FOTOS DE ESTE REPORTAJE: ALIEXPRESS

En pleno siglo XXI lo moderno no es comprar por Internet. Lo moderno es irse “de chinos” on line. Si, si. Darse un paseo virtual por esas tiendas que antes llamábamos de “todo a cien” es posible hoy gracias a las nuevas tecnologías y no te hagas idea de que meramente vas a comprar pegamento que no pega o a hacerte con la imitación indescriptible de algún producto de uso habitual. No es que lo chino se asocie aún con la idea que por aquí tenemos de gran calidad, pero lo cierto es que ni los productos chinos son tan aberrantes como antaño, ni resulta raro ya encontrar productos realmente interesantes procedentes del gigante asiático.

En los años 90, los occidentales descubrimos que en China, cuando ibas de turismo, podías hacerte con algunos artículos locales que realmente salían a cuenta: perlas, seda, exóticos qi baos orientales (vestidos tradicionales chinos), piedras preciosas y semipreciosas, jade, antiguedades, cerámica, piel… por no mencionar el “desvío de stock” de marcas bien conocidas en Europa que a los lao wais (extranjeros) nos presentaban como productos que por alguna razón no habrían pasado el control de calidad en fábrica debido a alguna imperceptible tara y habían acabado sin otra salida más que el mercado local…

blusadeseda

Blusa de seda: 9,86 euros. gastos de envio gratis

Y así, en el llamado Mercado de la Seda de  Beijing, era sencillo hacerte con camisas Hugo Boss, polos Tommy Hilfiger, pantalones Polo Ralph Lauren o hasta carteras Louis Vuitton… imitaciones baratas y cutres en algunos casos, pero otras veces… mmm ¿sería realmente material fabricado en China que no había pasado el control de calidad?

Eran otros tiempos. La lucha contra la piratería apenas acababa de empezar y nadie sospechaba lo que se nos venía encima con esas redes de  internet que pronto se convertirían en tentáculos. Asi las cosas, y aunque pueda ser diferente en otros aspectos, China no ha ido a la zaga de Europa en el avance  de los tiempos. Su sociedad,  inmersa en un fuerte proceso de cambio,  ha parido una nueva “clase media” de unos 135 millones de personas con altísimo poder adquisitivo para los parámetros europeos. Y muchas cosas han cambiado.

kelly

Bolso de piel tipo Kelly, disponible en 10 colores: 68,79 euros. Gastos de envio gratis

También han surgido grandes fortunas, como la forjada por Jack Ma, hoy el chino más rico del mundo: un antiguo profesor de inglés de Hangzhou que en 1999 fundo el Grupo Alibaba. Básicamente, Alibaba es un negocio e-commerce, una tienda que fue creciendo hasta convertirse en un monstruo que el pasado 11 de noviembre registró la escalofriante facturación récord de 9.300 millones de dólares, casi un 60% más que en 2013, en la mayor jornada de compras virtuales en China, conocida como el “Día del Soltero“. Los pedidos han sido tan desbordantes, que la propia compañía, que ya cotiza en la Bolsa de Nueva York y a la que parece no escapársele un ricón del mundo, ha manifestado su preocupación por la logística que requiere tamaño volumen de reparto.

Como resulta evidente, la compañía de Ma es desde sus inicios mucho mas que una cadena de todo a 100, y más que un simple negocio de ecommerce: es un conglomerado de empresas con tentáculos, esos tentáculos que mencionábamos, extendidos hacia sectores clave como el cloud computing, los servicios y la telefonía móvil...y sin limites geográficos gracias a Internet…

El mercado que soñábamos con conquistar

Los ingenuos europeos de los 90  hablábamos del Gran Mercado de China, avidos de su conquista y frotándonos las manos con lo que podríamos vender a un mercado potencial – entonces- de más de  1000 millones de compradores, entre un 6 y un 10%  de ellos con alta capacidad adquisitiva, según las previsiones de la época. Pero ha sido China quien nos ha conquistado sin salir de casa, entrando en las nuestras, en la tuya y en la mia, despachando pedidos a todo el planeta en un plazo máximo de 60 días, solventando todo impedimento logístico… no hemos ido a vender al mercado chino. El mercado chino ha venido a nosotros y nos lo vende todo.

En Majadahonda, localidad situada al noroeste de Madrid, y reflejo de muchas otras localidades de España, la antigua Gran Via que antes pertenecía a pequeños comerciantes locales ha visto caer con la crisis uno a uno todos sus estandartes. Las tiendas que hoy se pueden ver en la calle central del pueblo son, en un llamativo porcentaje, propiedad de comerciantes chinos: no sólo “todo a cien”, que hay varios, sino tiendas de ropa, zapaterías, restaurantes, ultramarinos…

Mientras, los nuevos enriquecidos chinos se pasean por nuestros países llenando sus bolsas de productos de alta gama y del máximo lujo en Paris, Milán o Londres. Hace ya años que no es extraño ver en el Corte Inglés de Castellana,  el centro más representativo  en Madrid de esta gran cadena española, dependientas nativas chinas y rótulos en mandarín en la mismísima planta noble, el lugar en el que se concentran marcas como Cartier, Dior, Gucci, Jimmy Choo, Loewe, Louis Vuitton, Salvatore Ferragamo o Yves Saint Laurent…

En definitiva; los chinos han conquistado Europa. Por sectores, por mercados; por tierra, mar y aire. No sólo en lo que respecta a las grandes operaciones, a las compras y ventas de empresas y de recursos que leemos en la prensa. Sin que seamos conscientes, de manera silenciosa, se han hecho con nosotros mediante sus inmejorables ofertas alibabianas y similares: cientos de miles de referencias. Precios irresistibles. Puedes encontrar lo que desees. Y buscarlo en una página perfectamente traducida al español, al francés,  al inglés, al alemán o al ruso. Sin costes de envío. Hasta con un 80 % de descuento y con nuevas ofertas cada semana.

Y, si, vemos con estupor, cómo están a la venta supuestos bolsos de Michael Kors, burdas imitaciones… (¿o serán desvío de stock?), por entre 15 y 23 euros… de hecho, Michael Kors es una de las búsquedas más habituales de Alibaba.  Puede que a la recepción del artículo nos llevemos un disgusto y el producto no sea exactamente lo que esperábamos. No es que no nos pueda pasar con una tienda on line española por el simple hecho de comprar on line, pero en este caso, al que se le añaden las dudas sobre la calidad, la autenticidad y hasta la legalidad del producto, la lejanía y la dificultad para reclamar desincentivan la venta. No repetiremos si tenemos una mala experiencia… pero ¿y si la experiencia es satisfactoria?. El negocio funciona. Jack Ma tiene una  empresa realmente  próspera y vende: vende miles de millones de euros en un solo día. Paseando por este gran mercado chino, podemos elegir, por ejemplo, entre 53.000 pelucas, más de 300.000 zapatos, 1 millon de sortijas de mujer... joyas de oro y de plata con circonitas, amatistas, zafiros, rubies o diamantes. Y desde poco más de … ¡3 euros!

anillo-de-oro
¿Nos vamos “de chinos”?

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Compras

Y SI QUIERES ALGO MAS SOBRE ESTE U OTROS TEMAS...ESCRIBELO AQUI DEBAJO Y TE LO BUSCAMOS

Haz tu comentario

Este es un espacio reservado para que te expreses. Mujerespacio no se responsabiliza de las opiniones personales que aqui se reflejen y que corresponden a cada usuario/a. Nuestra unica regla es el respeto. Gracias