¿Es posible conseguir las piernas perfectas?

| 10/06/2012 | 1 Comment

¿Es posible conseguir unas piernas perfectas? Creemos que si

La genética es determinante, pero si; es posible tener unas piernas perfectas, o al menos acercarse a la perfección. Según los expertos, la clave, la verdadera clave, es el ejercicio, mejor si es constante y tomado en serio, pero en su defecto, que al menos no nos falte subir y bajar escaleras en lugar de tomar el ascensor, ir a pie o en bicicleta antes que en cualquier otro tipo de vehiculo, y en general, todo lo que ayude a mover las piernas y fortalecerlas, lo que las definirá y tensará.

A la hora de hacer ejercicio, no olvides que cada deporte tiene sus efectos. No tendrás las mismas piernas si haces ballet, gimnasia, natación  o pilates, cuyos movimientos abiertos y estiramientos afinan la musculatura al tiempo que reafirman, que Karate, aerobic, esgrima o padel. No tienes más que fijarte en la tipología de quienes practican estos deportes a un alto nivel. ¿Verdad que las piernas – y los gemelos anchos- de un futbolista no tienen nada que ver con las estilizadas extremidades de una bailarina clásica? Hasta en la gimnasia, en sus dos especialidades más conocidas, la rítmica deportiva (la del aro, la cinta, la pelota, la cuerda y las mazas) y la artística- la del salto de potro, paralelas, suelo y barra fija) se definen claramente dos tipos de pierna bien distintas.

 

GImnasia rítmica vs. gimnasia deportiva

En estas dos imágenes se aprecia la diferente formación de las piernas de una gimnasta de rítmica (izquierda), con contornos suaves y estilizados, vs. una gimnasta deportiva, mucho más musculadas y anchas

Esto se debe a que todo lo que trabaje las piernas apoyando los talones, un gran uso de la fuerza o movimientos hacia dentro (como en las patadas del karate), ensanchan la musculatura. Si quieres afinar tus piernas, quédate con todo lo que suponga estirar y realizar movimientos hacia afuera.

Partiendo de esta base, aunque hagas ejercicio, puede que tus piernas no sean del todo de tu gusto. Hay problemas que las afean y deforman estropeando cualquier buen resultado que queramos conseguir con el deporte. De sobra son conocidos los consejos para esquivar la temida y mayoría de las veces inevitable celulitis: no llevar prendas ajustadas, no cruzar las piernas al sentarnos para no dificultar nuestra circulación, evitar el calor excesivo, beber mucha agua, llevar una alimentación correcta… en cualquier caso, la piel de naranja puede aparecer, independientemente incluso de si tenemos exceso de peso o de si estamos delgadas. Muchos factores influyen en la formación de la celulitis, pero todo lo anterior ayudará a paliar sus efectos y en algunos casos a hacerla casi imperceptible.

 


La cuestión es que llega el verano, y después de tenerlas “escondidas” y realmente olvidadas durante meses, nuestras piernas reaparecen para recordarnos lo perezosas que hemos sido, lo mal que nos lo hemos montado y, hasta en el mejor de los casos – el de las mujeres que tienen la fortuna de mantener unas piernas jóvenes, sanas y bien formadas-, pocas resisten el destape post-invernal. Están blancas, cualquier defectillo se magnifica… algunas nos hemos relajado en eso de mantener una depilación impecable o hidratar la piel
 
Manos a la obra

Mover las piernas es fundamental para mantenerlas bellas y en forma

Hay que ponerse manos a la obra. En primer lugar una exfoliación ayudará a eliminar células muertas, y preparar la piel para cualquier tratamiento que le apliquemos. Hay numerosos productos en el mercado que te ayudarán en la tarea, y no tienen por qué ser de marcas caras. La linea Deliplus de Mercadona o cualquier otra marca blanca de supermercado ofrece buenos resultados. Si lo prefieres, puedes recurrir a marcas de parafarmacia o de farmacia,  a eco-exfoliantes basados en ingredientes naturales o incluso a exfoliantes caseros (los posos del café, la arena de la playa, una mezcla de yogur y azucar…), ya que la exfoliación es un ritual que se ha desarrollado históricamente en casi todas las culturas con la idea de conseguir una piel más fina y suave. Casi cualquier marca tiene un producto con este objetivo, ya sea Biotherm,  Guerlain o Sephora.

Lo segundo será hidratar nuestra piel con constancia y fe. Si hidratas tus piernas, su aspecto será completamente diferente. Unos rayos de sol, cremas autobronceadoras o hidratantes irisadas harán el resto. El reflejo de la luz en unas piernas nutridas es definitivamente atractivo y diferente. Las pequeñas arañas venosas que podamos tener, las cicatrices y la celulitis se difuminan y hasta, desde el punto de vista óptico, prácticamente desaparecen.

Una buena depilación es por supuesto definitiva. Las ceras actuales en todas sus versiones, las cremas depilatorias tipo Veet, con ingredientes hidratantes y suavizantes, eliminan cualquier resto de vello y suavizan los contornos reafirmando su aspecto.

Luego tenemos los anticelulíticos, productos de los que existe tal variedad que resulta difícil elegir. En este campo se realizan avances cada año, al menos eso nos dicen las marcas, y todas prometen el milagro, aunque pocas lo cumplen. Lo primero que hay que decir es que estos tratamientos requieren continuidad en el tiempo. No empieces a echarte anticelulíticos un mes antes de ir a la playa. Hay que usarlos todo el año, y combinarlos con una dieta adecuada y ejercicio para conseguir los resultados más notables.

En cualquier caso, te lo vamos a poner fácil. Dejando aparte el asunto de que a cada persona le puede ir un producto diferente, si podemos decirte que hemos probado varios, de gamas altas, medias y bajas, y el que nos ha dado mejores resultados ha sido siempre, desde hace años, el anticelulítico de Sisheido.

No es que los otros no funcionen. Es que el de Sisheido, ademas de afinar las piernas y reafirmarlas, ha logrado resultados espectaculares combinado, como hemos dicho, con una alimentación equilibrada y algo de deporte. De fácil aplicación y aroma agradable, no hemos encontrado aún ninguno que lo supere, aunque siguen saliendo nuevos productos mejorados que no debemos dejar de probar.

Una pega. Sisheido es caro, y el anticelulítico es un producto que no se aplica con cuentagotas.

Si tu economía no te permite irte a esta gama, prueba otros de marcas reconocidas sin miedo a experimentar. Mal no te harán y puede que des con el tuyo.

Para terminar, contamos con los tratamientos de cabina: los habituales de mesoterapia, radiofrecuencia, presoterapia, vacuumterapia, cavitacion,  masaje drenante y anticelulítico... y los numerosos tratamientos cuyos nombres impronunciables van asociados  al nombre de la maquina que los proporciona: freeze, speed slim machine, nnm aquaphoresis…

El abanico de posibilidades a tu alcance es enorme. Y, claro, dependerá el resultado también de tu edad, de los cuidados anteriores que hayas tenido, de la calidad de tu piel y del estado general de tus piernas.

Pero si; quien la sigue la consigue. Creemos que si se puede aspirar a tener una piernas estupendas. La cosmética y los tratamientos actuales ofrecen grandes posibilidades. Aunque la base,  no lo olvides, son los métodos más baratos: buena alimentación, agua y ejercicio. Propóntelo y verás cómo tus piernas y tú lo agradecéis el próximo verano.

+ info:
-Johanna Quaas o la prueba viva de que nunca es tarde

No seas egoísta...¡compártenos!

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Category: Wikibella

Y SI QUIERES ALGO MAS SOBRE ESTE U OTROS TEMAS...ESCRIBELO AQUI DEBAJO Y TE LO BUSCAMOS

Comentarios (1)

Trackback URL | RSS de comentarios para este articulo

Paginas que enlazan con este articulo

  1. Johanna Quaas o la prueba viva de que nunca es tarde | 12/06/2012

Haz tu comentario

Este es un espacio reservado para que te expreses. Mujerespacio no se responsabiliza de las opiniones personales que aqui se reflejen y que corresponden a cada usuario/a. Nuestra unica regla es el respeto. Gracias